La Asociación Protectora de Animales de Astorga (Apada) ha denunciado a través de sus redes sociales que ayer “alguna persona sin corazón abandonó a siete cachorros en las inmediaciones de la plaza de toros de Astorga para dejarlos morir”. Lo cierto es que ya hacía tiempo que no se sucedían situaciones como ésta. Se trata de 4 hembras y tres machos.