La concejala de Medio Ambiente, Nuria Bautista, ha presentado esta mañana el rocódromo infantil. Una instalación que pretende ser un referente para otras ciudades ya que es el primer rocódromo en España con letras escalables, según ha explicado la edil, quien ha resaltado que las letras recogen los colores del arcoíris en un guiño al colectivo LGTBI.

Bautista ha confirmado que la inversión ha sido de 48.000 euros y ha indicado que es una instalación para niños a partir de 4 o 5 años. La concejala ha pedido civismo, y que se cuide esta instalación para que dure y se fomente el deporte y los hábitos saludables, entre los más jóvenes que tienen pocas alternativas de ocio.