Astures y Romanos vuelven a la carga. Lo hacen en un formato adaptado a la situación pero con un intenso programa que se extenderá durante todo el mes de julio. “Todo evoluciona favorablemente y no queríamos dejarlo pasar otro año”, aunque si es cierto que el campamento o el circo deberá esperar a la edición que viene cuando la gente más joven ya tenga toda la pauta completa de vacunación.

No obstante, Asociación y ayuntamiento quieren hacer el Máximo de actos posibles para atraer también a visitantes de otros puntos y porque “psicológicamente que se hagan actividades es importante”, ha dicho el concejal de Fiestas, Rubén Martínez.

El edil ha explicado que durante todo el mes de julio Astorga estará ambientada con decoración astur Romana con maquinaria de asedio, habrá una zona con un campamento legionario y una palloza astur en la Sinagoga. También habrá un odometro, que servía para medir distancias en época Romana, que se colocará dentro del Gullón y la catapulta en la plaza Santocildes. Se expondrá una grúa, una rueda de más de cuatro metros de altura y unas cuadrigas, posiblemente en Eduardo De Castro. Se editará un plano de la ciudad con la ubicación de las piezas para visitarlas. Además dentro del programa se han señalado dos días para hacer una ruta guiada y se podrá ver el funcionamiento.

La música también estará muy presente en estas fiestas de Astures y Romanos. Se ha dado especial protagonismo a grupos locales y la banda municipal hará varias colaboraciones con ambientación y pasacalles. El día 10 actuará Carlos Solito en la Sinagoga, Orpheus el día 18 y Sartaina hará un pasacalles el día 25. Se busca que la ambientación también sorprenda. Es por eso que se invita a todos los astorganos a que durante esos días hagan su vida cotidiana vestidos de astur o Romanos. Dependiendo de la evolución de la pandemia el tamaño de los desfiles será con más o menos integrantes, ha explicado Rubén, asegurando que el programa está abierto a posibles ampliaciones o cambios.

El presidente de la Asociación de Astures y Romanos, Sergio Castrillo, ha subrayado que este 2021 no se ha cobrado la cuota y ha agradecido a socios y al cesar y al caudillo que hayan seguido editando monedas. “Su compromiso con la fiesta es incuestionable”, ha dicho. También ha agradecido la labor de la junta directiva y la colaboración de Fernando Barriales para concretar el ciclo de conferencias.

Castrillo ha insistido en que los actos se van a desarrollar durante los fines de semana de julio y ha explicado que esta fiesta de Interés Turístico Regional tiene que representar un faro de esperanza, “eso si con toda la prudencia”.

Las actividades se inician el día 3 y se van a dosificar para evitar aglomeraciones. El jardín de la Sinagoga se convierte en el centro de operaciones de esta edición. La fiesta arrancará con la demostración de la formación militar y la presentación de las monedas astur romanas. No faltará un photocall con los personajes más representativos. A lo largo de todo el mes habrá distintas conferencias, una exposición de lo más curiosa y presentaciones de libros. También talleres, desfiles y música.

Este año el cartel de las jornadas reúne tres de las ilustraciones de Jaillus que se movieron el año pasado en redes sociales. La idea es recuperarlas para que queden en formato papel y recogen la llegada de un legionario, una batalla entre un romano y una astur y una ritual funerario astur, que, también, quiere ser un homenaje a todos los que nos han dejado a consecuencia de la pandemia.