En el pleno celebrado en la tarde de este jueves en el Ayuntamiento de Astorga, la corporación ha querido mostrar su agradecimiento a Benito Álvarez Escarpizo, por la donación de la denominada “Colección Escarpizo” a la ciudad, cuya custodia ya la ejerce el Museo Romano.

La arqueóloga municipal explica en un informe que los materiales proceden, casi en su totalidad, del denominado Vertedero de Las Lolas, situado a escasos metros del lienzo oriental de la muralla erigida en época del Bajo Imperio. La construcción de un gran edificio sin ningún tipo de control arqueológico, a finales de los años setenta, provocó la destrucción de este excepcional depósito de materiales, muchos de ellos recuperados por estudiosos y aficionados.

Benito Escarpizo siempre ha puesto su colección a disposición de los investigadores, de modo que ha sido objeto de los varios estudios, sobre todo en lo relativo a la Cerámica, destacando aquellos que se centran en la Terra Sigillata y las Paredes finas; también los ejemplares numismáticos y las lucernas, éstas, presentadas por el propio Escarpizo en el I Congreso Internacional Astorga Romana, en al año 1986.

La colección está integrada por algo más de 5.000 objetos, de los cuales las producciones cerámicas son las más numerosas. Abundan también las lucernas y otros objetos relacionados con el adorno y el aseo personal (anillos, agujas del pelo, fíbulas), con el juego (canicas, tabas, fichas y dados) y piezas propias del atalaje militar. Destaca una serie de ponderales, un amplio repertorio de fragmentos de vidrio, de diferentes tipologías, y varias monedas.

Además el pleno también ha dado luz verde a la aprobación provisional del Plan de a urbanismo y con los votos del equipo de Gobierno e IU se ha ratificado la adjudicación del lote séptimo del nuevo contrato de basura.

La oposición ha fiscalizado la tarea del equipo de Gobierno con una serie de ruegos y preguntas donde se ha insistido en la situación de la ORA, del Pia y de Mafricas, de los planes de ayuda y asistencia de Servicios Sociales, entre otras cuestiones. Al comienzo se ha recordado a las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas.