La Diputación Provincial de León junto a la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Astorga y en colaboración con la Policía Local, han puesto en marcha una iniciativa dirigida a los profesionales de la hostelería y la restauración con el objetivo de tomar conciencia sobre la venta a menores de bebidas alcohólicas.

Una técnica del Plan sobre Adicciones de la Diputación de León hizo en el día de ayer un recorrido por 14 establecimientos con el objetivo de informar de la Ley en materia de drogas en aquellos apartados que atañen a este sector y para analizar las dificultades que hay para su cumplimiento.

La dispensación responsable de alcohol se enmarca en la política adoptada por un establecimiento o un profesional del sector de la hostelería y destinada a mejorar su calidad, la satisfacción de los clientes y el cumplimiento de la normativa, siendo los objetivos finales evitar daños relacionados con el consumo de alcohol, tales como violencia, comas etílicos o accidentes de tráfico. Persigue encontrar un equilibrio entre los aspectos sociales, lúdicos y económicos del consumo de alcohol y la prevención de riesgos y daños asociados a los consumos abusivos.

La concejala de Servicios Sociales, Chayo Roig, ha explicado que busca “sensibilizar sobre la importancia del papel que pueden desempeñar, todas aquellas personas que están trabajando detrás de las barras de cada local, para evitar o reducir los riesgos asociados al consumo de alcohol y otras drogas”.

Es importante recordar el mensaje de “consumo responsable”, así como la recomendación de no consumir alcohol si se va a conducir, durante la lactancia y el embarazo, en la ejecución de trabajos de precisión, con el consumo de ciertos medicamentos, si se van a realizar actividades de riesgo o si se está al cuidado de menores.