La jefa del Servicio Territorial de Cultura y Turismo en León, Amelia Biaín González, firmó hoy del acta de replanteo e inicio de las obras de la iglesia de San Esteban, en Alija del Infantado (León), junto con los directores de obra, el Ayuntamiento y el Obispado de Astorga, como titular del inmueble.

El importe de la inversión es de 48.581,48 euros en la ejecución de los trabajos y su dirección técnica, financiada por la Dirección General de Patrimonio a través de los presupuestos desconcentrados de la Delegación Territorial. La empresa adjudicataria de la obra es Construcciones Vignau y el plazo de ejecución se ha fijado en dos meses.

El objetivo de la intervención es el mantenimiento de la cubierta, ya que desde su restauración en 1996 se han ido desplazando tejas y otras faltan debido a la fuerte pendiente de los paños de cubierta, así como un tratamiento antixilófagos del artesonado, que no ha sido aplicado desde hace 25 años y es preciso repetir el proceso para garantizar la conservación frente al ataque de insectos. Además, se impermeabilizará la escalera de acceso al campanario para evitar la transmisión de humedad al muro del testero.

La Iglesia de San Esteban se ubica en un otero del norte de Alija del Infantado, una población al sur de la provincia de León situada en la comarca de Tierra de la Bañeza. El 6 de mayo de 1993 este edificio fue declarado Bien de Interés Cultural con categoría de monumento. Junto con el castillo, el Puente de la Vizana y otros bienes de valor histórico, forma un lugar de interés turístico entre las localidades por las que discurre la denominada Vía de la Plata.