La experta en cocina Dosi Nistal, quiso presentar en Val de San Lorenzo, su segundo libro de cocina. Para ella, Val de San Lorenzo era un punto pendiente, dado que su marido, Alejandro Cuervo Santiago estaba enraizado en este pueblo valuro.

Su primer trabajo, “La cocina con buen gusto”, se editó en el año 2010, y fue el pasado año
cuando vio la luz este segundo, “Mis recuerdos. El aroma de mis guisos”.
Como bien dice Dosi Nistal, las verdaderas protagonistas del libro son las abuelas de más de 90 años que le fueron diciendo recetas que en el libro se recogen por ellas mismas. La autora, tuvo que recorrer muchos kilómetros a lo largo de nuestra geografía provincial, unas veces en bus, otras en taxi. Su intención principal fue que no cayeran en el olvido recetas ancestrales.

En Val de San Lorenzo recogió una receta de Josefa Cordero, ya fallecida y prima de su
marido, pero también una segunda de Josefa Centeno, delicada de salud, la cual no pudo
asistir al acto, pero si familiares de ambas que se dieron cita en el Museo de La Comunal.
Anotar que tanto Dosi Nistal como su marido Alejandro Cuervo, recibieron numerosos
premios de cocina en infinidad de lugares, y que ella, aprendió el oficio en los fogones de su
abuela Estefanía, la cual regentaba una casa de comidas en Astorga.

Fue en 1998 cuando comenzó a estudiar en la Escuela Aiala, propiedad del afamado cocinero
Karlos Arguiñano, ubicada en la ciudad de Zarautz. Una publicación la presentada en Val de San Lorenzo en un reconocimiento de su autora a la sencillez de elaborar platos a través de una cocina que no hay que olvidar, sino regresar a ella y cómo no de la mejor manera, de la mano de esta obra.

La autora, firmó ejemplares de sus dos libros y obsequió con numerosas recetas fotoopiadas
para entregar a los asistentes al acto.