Fotografía de la zona afectada durante el cribado de antígenos realizado en Astorga.

Las lluvias en las últimas semanas han originado grandes charcos en la zona trasera y lateral del pabellón municipal de la ciudad. Este problema viene de los canalones que vierten ahí el agua. Debido a que no hay un colector cerca esto se convierte en un inconveniente con difícil solución.

Esta zona no está prevista para el aparcamiento o el paso pero las obras en la calle General Martínez Cabrera hacen que los vecinos se vean obligados a pasar por ahí. Esto podría llegar a generar malestar por lo que el alcalde, Juan José Alonso Perandones, pide paciencia y lamenta las molestias que se puedan llegar a ocasionar.

Además, Perandones, ha comentado a Cope Astorga que no planean hacer ninguna inversión en la zona ya que no se sabe a que se podría destinar en un futuro.

Confía en que las obras de Martínez Cabrera puedan finalizar pronto con el fin de la meteorología adversa. Según la planificación presentada por la empresa adjudicataria, lo que resta de ejecución es un periodo de tres semanas.