El último informe del Consejo de Cuentas ha suspendido a Astorga en administración electrónica. Un asunto que lleva coleando en el consistorio desde la pasada legislatura. En 2017 se iniciaron los trámites y hasta hoy se ha ido avanzando en aspectos relacionados con la administración digital interna del Ayuntamiento. Por ahora ya hay una persona encargada del área y en breve se sacará a concurso una vacante de técnico informático para agilizar los procesos. Igualmente se va a sacar la Protección de Datos y ya se ha puesto en marcha el sistema Orve para conectarse entre administraciones, como ha explicado el concejal Esteban García.

Paralelamente a todo este trabajo, que también se ha visto condicionado por la pandemia, el concejal ha explicado que el Ayuntamiento también ha hecho su propia auditoria en cuanto a la administración electrónica y en este año irá mejorando aspectos claves.

Entre ellos destacar que los ciudadanos puedan hacer sus trámites de forma digital para agilizar los procesos, evitar desplazamientos y adaptar la administración al siglo XXI. Es cierto que Astorga no cumple actualmente los estándares en diez de los doce ítems que plantea el Consejo de Cuentas en su informe, por eso, como ha explicado Esteban, se van a actualizar estos aspectos y se irán desarrollando distintas auditorias para ir solventando las carencias actuales.