La Agrupación Musical San Andrés Apóstol de Astorga, junto a otras 73 agrupaciones de Castilla y León, ha remitido un escrito a la Junta para que se elabore un protocolo que permita volver a la actividad. En un escrito explican que la música cofrade “es un elemento muy importante de nuestra Semana Santa y nuestra cultura” y argumentan que desde la institución autonómica consideran que los ensayos de estas formaciones son reuniones sociales y no pueden superar las cuatro personas “poniendo en peligro su continuidad”. En este sentido, subrayan que sin embargo a las escuelas de música o las orquestas sinfónicas “sí les está permitida su actividad suponiendo el mismo riesgo sanitario”

Por este motivo, se ha registrado un escrito para que la Junta elabore un protocolo (similar al publicado por la Junta de Andauacía) que permita la vuelta a los ensayos con todas las garantías higiénico sanitarias.

A esta petición se han sumado una agrupación de Ávila, tres de Burgos, 17 de León, cinco de Palencia, ocho de Salamanca, 10 de Segovia, una de Soria, 23 de Valladolid y seis de Zamora.