Varios bañezanos se encontraron en esta feria de impresión 3D que se realizaba durante este fin de semana en la localidad madrileña de Alcobendas, siendo el evento más grande de nuestro país del mundo de la impresión aditiva.

Entre ellos, el bañezano Jose Ángel Castaño, parte fundamental en la organización de este evento y uno de los más veteranos dentro de este movimiento, ha sido precursor de esta feria desde el comienzo, habiendo realizado las tres primeras ediciones en León y las dos siguientes en Burgos, para esta sexta edición llegar hasta la comunidad madrileña, en el Pabellón Amaya Valdemoro de Alcobendas, donde conseguían reunir a unos 500 participantes desde este pasado viernes 27 hasta el domingo 29.

Un foco para gran parte de la industria 3D de nuestro país, así como internacional, donde se dieron cita empresas de la talla de Creality, PrusaSlicer o Laboratorios 3D, esta última fundada por Castaño. Además, en el apartado infantil, otra empresa que ha estado desde el principio en sus seis ediciones ha sido UL-Tec, empresa bañezana de Últimas Tecnologías y que ha sido la encargada de llevar los talleres infantiles a esta feria de nuevo, con su fundador, el bañezano Alejandro Cabeza, como dinamizador de este apartado para las jóvenes promesas del mundo 3D, acompañado de su equipo.

Dentro de la organización del evento, además de estos dos bañezanos hay que reconocer el trabajo realizado por Carlos de la Torre, otro bañezano encargado de gran parte del área administrativa del evento.

Durante la feria se han realizado concursos, entregas de premios nacionales de impresión 3D y diferentes actividades, entre ellas la fabricación de una réplica de la Menina de Alcobendas, una escultura de la Reina Mariana hecha por el escultor Manolo Valdés que se ha convertido en la imagen de la ciudad y que los makers han replicado de forma colaborativa con un tamaño de tres metros de altura. En total, más de 700 piezas han conformado esta escultura impresa en 3D, que ha llevado todo el fin de semana su construcción y ensamble, una labor fruto de la Comunidad Clone Wars de Valladolid, con Kiro y Coca, León con los responsables Adolfo Maus y Fernando, y por la parte de Madrid Carlos.

Un evento con mucha parte leonesa y bañezana que ha vuelto tras dos años de parón por la pandemia y que ha conseguido volver a ser el foco de este mundo, fuera de la comunidad de Castilla y León por primera vez.