La Congregación Provincial del Instituto de Hijas de María, Religiosas Escolapias, de la provincia Paula Montal ha anunciado mediante un comunicado dirigido a la comunidad educativa del Colegio Paula Montal de Astorga que «después de un proceso de discernimiento, llevado a cabo para reorganizar nuestras presencias y poder responder a la situación que actualmente vivimos, se ha decidido que a partir del final del curso 22/23 se suspende la presencia de la comunidad religiosa en Astorga, aunque las Escolapias y su carisma seguirán presentes en la ciudad, gracias a la comunidad educativa del colegio «Paula Montal», atendido desde el Equipo de Titularidad de la Fundación Educativa Escolapias al que pertenece. Éste seguirá en funcionamiento normal y, con una buena organización y los medios necesarios, se cubrirán todos los aspectos que con la ausencia de la comunidad deben quedar debidamente atendidos».

En el comunicado destacan que «la presencia de las Escolapias en Astorga se remonta al año 1953. Como os podéis imaginar es doloroso para la provincia cerrar cualquier comunidad del Instituto, pero la falta de vocaciones nos obliga a ello. Son 70 años de presencia de la comunidad escolapia en Astorga, prestando un gran servicio a la promoción de la mujer de la Maragatería y El Bierzo y a la educación de la infancia y juventud. Damos gracias por todas las escolapias que durante tantos años han vivido y ofrecido este servicio en dicha comunidad».

Por último, agradecen también «a quienes actualmente trabajáis en el colegio y a los que trabajaron a lo largo de los años, juntos hemos hecho historia y no dudamos que, con fidelidad y entusiasmo, seguiréis llevando adelante la misión educativa escolapia. Sois portadores de carisma. En este Año Vocacional pidamos al Dueño de la mies que envíe más operarios a su mies y, con un resurgir de vocaciones escolapias, podamos volver a Astorga», concluyen.