El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, anunció hoy que el próximo domingo, día 9, cuando está previsto que concluya el estado de alarma en todo el territorio nacional, decaerá también el actual toque de queda y el cierre perimetral que rigen en la Comunidad.

Fernández Mañueco afirmó en Ávila, donde presentó el proyecto de la unidad satélite de radioterapia del Hospital, que con esta decisión, el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, deja a las autonomías “toda la responsabilidad frente a la pandemia”. 

“Ha abandonado a las comunidades autónomas sin ningún tipo de apoyo legislativo y sin ningún instrumento jurídico nuevo”, dijo, para volver a reclamar una legislación intermedia entre el actual estado de alarma y la normativa sanitaria existente. 

Fernández Mañueco destacó que Castilla y León avanza a buen ritmo con las vacunas pero que, mientras tanto, es “esencial” continuar aplicando la prudencia individual y colectiva.

200 millones en ayudas

Por otro lado, el presidente de la Junta subrayó que frente a la gestión del Gobierno central, Castilla y León “cuenta con un gobierno estable” para los dos próximos años que ofrece confianza a todos los sectores sociales, ayudas económicas a los sectores más afectados por la crisis económica provocada por la pandemia, y una política fiscal moderada.

En este sentido, Fernández Mañueco avanzó que la Junta de Castilla y León prepara un nuevo paquete de ayudas para las empresas de la Comunidad dotado con 200 millones de euros, la mayor parte de ellos procedentes de la partida del IVA que el Estado adeuda a la Comunidad y para la que ha vuelto a reclamar su pronto pago.