La Unidad de Servicios del Acuartelamiento (USAC) Santocildes de Astorga ha cumplido, una Navidad más, con la tradición de colocar el ‘Belén de cumbres’, aunque en esta ocasión ha cambiado la montaña por la ribera.

Este lunes, miembros de la USAC recorrieron a pie los 19 kilómetros que separan Astorga de Hospital de Órbigo para llevar el Nacimiento hasta uno de los arcos originales del puente del Passo Honroso, con el fin de que “sus habitantes puedan disfrutar de esta pequeña muestra de cariño hacia su localidad”, ha asegurado el teniente coronel de la Unidad, Marcial Cambón Marinero.

De esta manera, la USAC ha comenzado una nueva etapa del ‘Belén de cumbres’ que le llevará en los próximos años a colocar el Nacimiento en lugares emblemáticos de las localidades con las que esta Unidad guarda una especial relación, como la que mantiene con Hospital de Órbigo. “Dadas las excelentes relaciones con la Corporación Municipal y las especiales muestras de cariño que dicha Corporación muestra hacia la Unidad”, ha indicado el teniente coronel, las figuras del Misterio permancen ‘cobijadas’ esta Navidad en uno de los arcos de este punto destacado del Camino de Santiago.

Desde la Corporación Municipal, el alcalde, Enrique Busto, ha agradecido este gesto de la USAC “por el cariño que demuestra a nuestro municipio y que refuerza nuestras estrechas relaciones con los distintos Ejércitos de España”. El regidor ha recordado los lazos que unen al Passo Honroso con la vida castrense y que se materializaron en 2014 con el nombramiento de Mantenedor de las Justas a la Academia Básica del Aire de La Virgen del Camino, “en cuyo escudo está reflejada la gesta caballeresca de Don Suero de Quiñones”, concluyó Enrique Busto.