Este lunes han dado comienzo las actividades del día mundial del Alzheimer con una tertulia entre familiares de usuarios del centro de día y periodistas. Un año más, la asociación de Alzheimer de Astorga y comarca (AFA) trata de darles voz para visibilizar los problemas que afrontan las familias.

El vicepresidente de AFA, Antonio Vela, ha contado el caso personal de su mujer que acude al centro desde primeros de año. “Esta enfermedad cada vez afecta a personas más jóvenes, ella está a punto de cumplir 67 años y como encontramos poca respuesta de las administraciones, el centro nos está ayudando mucho. Va muy contenta, da gusto cómo la atienden. La atención del personal es inmejorable y lo echamos de menos el fin de semana”, ha indicado.

Antonio Vela ha añadido que les costó dar el paso. La primera respuesta de su mujer fue de miedo, quería saber dónde la iban a llevar, pero se adaptó muy bien. Los primeros síntomas del Alzheimer fueron la perdida de memoria y la desubicación, además empezó a cambiar su forma de hacer las cosas. “Ella lo asimiló muy mal y ahora tiene ratos porque no recuerda lo que le hemos dicho, lo olvida a los 5 minutos. No le podemos variar mucho la rutina, tiene mucha dependencia de mi y le cuesta mucho comprender las cosas”, explica Antonio. “La medicación es para evitar episodios de agresividad o alucinaciones y controlar la conducta. Las noticias de nuevas investigaciones nos hacen daño, deberían tener más cuidado a la hora de anunciar terapias novedosas porque nos dan falsas esperanzas”, ha querido aclarar.

Felipa es la mujer de Ángel y nos cuenta que su marido tiene una obsesión con ella y quiere que siempre esté a su lado. “Vine de Madrid hace 5 meses y tengo también un hijo con Autismo y el día a día es complicado. Fue un golpe duro, él siempre hacía las cuentas de memoria y un día ya no podía, otra vez conduciendo no sabía por donde ir”, nos cuenta.

“La seguridad social no se hacía cargo del tratamiento que le pusieron en la sanidad privada, pero tras 9 meses, lo conseguí. Vine a Astorga porque la calidad de vida aquí es mejor y el centro de día es una maravilla.

José María tiene en el centro a su madre y se dio cuenta de que algo pasaba cuando ella empezó a olvidarse de hacer la comida. “La cuidamos por turnos mi hermana y yo y le costó mucho salir de su casa porque se desorienta con los cambios. También le costó adaptarse al centro, pero ahora dice que la tratan mejor que nadie”, nos narra. “Ante esta situación, nosotros nos vimos obligados a llevarla al centro, no quería residencia porque quería dormir en casa y mi mujer y mi hermana tenían también problemas de salud. Mi madre pierde mucho las cosas, le cuesta aceptar la enfermedad porque se olvida de lo que hizo hace 5 minutos y se enfada”, ha añadido.

Carla es nieta de Basilisa, una usuaria con demencia que también acude al Centro de Día de Alzheimer, y nos ha explicado que tras varios meses intubada, en coma y el escaso apoyo de la Seguridad Social para su rehabilitación, dada la avanzada edad, hicieron todo lo posible por ayudarla en casa. “En principio pensamos en una residencia porque mi madre y yo no podíamos más, pero empezó a recuperarse un poquito y al final optamos por el centro de día, que yo recordaba de una visita con el colegio en sexto de primaria. Ahora sigue siendo dependiente, pero ha experimentado un cambio de 360 grados. Camina, se levanta y está volviendo a tener ilusión por pintar, se preocupa por su aspecto y todo gracias al centro”, cuenta esperanzada. “En esas horas que pasa allí tenemos libertad de hacer nuestra vida y ella es feliz y se siente útil. Estamos disfrutando de una segunda vida de mi abuela”, ha finalizado.

Además de este emotivo encuentro con los familiares, la asociación continuará con las actividades mañana martes con una jornada de puertas abiertas, el miércoles a las 11, acto con los colegios, usuarios de Alzheimer y el Hospital San Juan y el jueves, misa a las 12 en el centro y comida de hermandad en el Hotel Gaudí. “Integrando la innovación” es el lema elegido por la Confederación Española de Alzheimer para la celebración del día mundial en este 2023.