La oficina de Unicaja en Astorga permanecerá hoy cerrada con motivo de la huelga convocada a raíz del ERE que plantea la entidad y que, en la provincia, supondrá el cierre de catorce oficinas y el despido de 118 empleados. En la puerta de la oficina de Astorga, los empleados informan que se suman al paro de este viernes, piden disculpas por las molestias que ello pueda ocasionar y argumentan que se suman a la huelga de hoy para poder dar mañana y siempre un servicio de calidad. La nota la adjuntan con los hastag #aquinosobranadie y #noEREUnicaja.

Desde los sindicatos explican que una nota de prensa que llevamos semanas sufriendo el inmovilismo en las pretensiones de Unicaja Banco en el E.R.E. que tiene planteado para la extinción de 1.513 puestos de trabajo, cierre de 395 oficinas, homologación de condiciones laborales y aplicación de movilidad geográfica. Los avances son insuficientes por parte de la empresa en la mesa negociadora, obviando las propuestas sindicales e ignorando el éxito de las concentraciones y manifestaciones realizadas a lo largo de toda España en las que la plantilla de Unicaja Banco ha asistido masivamente diciendo de manera clara y rotunda NO AL ERE DE UNICAJA BANCO. Era nuestro deseo que la negociación discurriera en un clima de paz social, pero la empresa ha preferido la conflictividad y es por eso que el 100% de la representación sindical en Unicaja Banco ha convocado una huelga de jornada completa para el próximo viernes 26 de noviembre.

Con esta medida la representación sindical queremos hacer visible el malestar de la plantilla y la falta de buena fe negociadora por parte de la empresa. Recordemos que en la provincia de León siguen manteniendo su propuesta inicial de la extinción de 118 empleos más los que puedan derivarse de la restructuración de los servicios centrales y el cierre de 14 oficinas, sobre todo en núcleos rurales. Esto conllevará una pérdida de la calidad en el servicio prestado a la sociedad y ahondará en la exclusión financiera de buena parte de la sociedad leonesa. Situación que podría agravarse aún más si cabe debido a la posible supresión de los servicios de las oficinas móviles, que actualmente acuden a más de 25 municipios, cada mes, en la provincia.

La representación sindical nos reiteramos en la petición que venimos haciendo desde el inicio del proceso negociador cuyos puntos fundamentales son:
– Que todas las medidas se fijen en un marco de absoluta voluntariedad.
– Rechazo total a la movilidad geográfica.
– Rechazo total a la pérdida de derechos laborales.
– Que las medidas que se adopten no supongan una pérdida de la calidad del servicio prestado ni ahonden en la exclusión financiera de los núcleos rurales.

Paralelamente a la jornada de huelga, la representación sindical hemos convocado una concentración el mismo día 26 de noviembre de 12:00 a 13:00 frente a la oficina de Unicaja sita en la calle Ordoño II Nº 1, en la que agradecemos la asistencia de los medios de comunicación y del conjunto de la sociedad leonesa.