La consejera de Sanidad, Verónica Casado, anunció hoy que la Gerencia Regional de Salud trabaja para vacunar frente al COVID-19 a los cuidadores no profesionales de grandes dependientes, un grupo no incluido en la estrategia nacional, pero al que ya están inmunizando en otras autonomías.

Lo dijo en su comparecencia ante la Comisión de Sanidad de las Cortes, donde reconoció que fue una petición del Grupo Socialista en la sesión anterior, que le preocupaba y por la que se ha interesado para que se convierta en realidad.  De hecho, Casado añadió que se trabaja en los listados de estos familiares para poder inmunizarlos en días.

El portavoz socialista de Sanidad, Jesús Puente Alcaraz, expuso que la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales cifra en 8.932 el número de cuidadores no profesionales de grandes dependientes en Castilla y León y denunció que la Junta pretende ganar tiempo para que este grupo de riesgo reciba finalmente la vacuna por tramo de edad, aunque sea a finales de verano o más tarde, dijo, a lo que la consejera le respondió con esta propuesta.

Puente Alcaraz recordó que las comunidades autónomas de Aragón, Asturias, Castilla la Mancha, Cataluña, Comunidad Valenciana, Isla Baleares, Islas Canarias , Madrid, Navarra y País Vasco han resuelto la vacunación de este colectivo y que los listados son muy fáciles de elaborar ya que solo hay que rescatar los familiares cuidadores que se han acogido al convenio con la seguridad social