La Federación Salud Mental Castilla y León celebró hoy en la ciudad de León el Día Mundial de la Salud Mental, bajo el lema ‘Dale un ‘like’ a la salud mental’ “por el derecho a crecer en bienestar”, aunque su presidenta, Elena Briongos Rica, quiso dejar claro que “el Día de la Salud Mental es todos los días” porque “hay que apoyar a diario a la gente que tiene algún problema de salud mental”, para quienes reivindicó exige mayores recursos en prevención y continuidad en los cuidados de la salud mental en niños y jóvenes.

Debido a que el día de hoy es “un día para reivindicar”, Elena Briongos aprovechó la ocasión para pedir “apoyo material y físico”, así como “más psicólogos en primaria”, “coordinación de las asociaciones con la sanidad” y “un apoyo fundamental por parte de las administraciones”.

No obstante, “más allá de la parte monetaria”, Briongos pidió que “se entienda a las personas con algún problema de salud mental”, ya que “hay que apoyarlas mucho y estar con ellas”. A nivel de sociedad, reconoció que “todavía existe un estigma”, por lo que solicitó a la sociedad “que se acerque a ellos, porque son iguales”.

La presidenta de Federación Salud Mental Castilla y León reconoció “no saber si ha aumentado o no” el número de personas con algún problema de salud mental” aunque celebró que “sí ha salido mucha más gente que habla de ello”, lo que es “muy bueno porque es una manera de acercar y normalizar”.

Por su parte, la presidenta de Salud Mental León, Laura de la Torre Fernández, expuso que el objetivo de la asociación es llegar a los centros educativos de todos los niveles para “concienciar y visibilizar los problemas de salud mental”, para lo que aseguró que es importante “apostar por la educación emocional y trabajar en prevención” en un contexto global que “cada vez afecta más a niños y jóvenes”.

Así, De la Torre reivindicó “una educación que tenga en cuenta los retos de una sociedad que cambia para que consiga una salud mental más positiva de las generaciones futuras y que apueste también por la diversidad y la inclusión”.

La celebración de este Día Mundial de la Salud Mental comenzó con la recepción de los participantes de las diferentes provincias de Castilla y León en el Palacio de Congresos y Exposiciones, desde donde iniciaron una marcha por la ciudad hasta la plaza de San Marcelo, en la que estuvieron acompañados de Batukada León Simba Simbou y Baraga Taka de Astorga.

Una vez en la plaza de San Marcelo, se procedió a la celebración de un acto institucional en el que, además de la presidenta de la Federación, también participó el alcalde de León, José Antonio Diez, y el director general personas mayores, personas con discapacidad y atención a la dependencia, Eduardo García Brea.

El regidor leonés consideró que la celebración de los días mundiales “sirven para dar una mayor visibilización de un problema que es día tras día y para sensibilizar a la sociedad para que tenga más presente la problemática”. Diez, que agradeció la labor de todas las asociaciones de Salud Mental y “su esfuerzo en la búsqueda la inserción”, aseguró que el Ayuntamiento “siempre estará ahí para ayudar y colaborar en todo lo que pueda”, ante la consciencia de que “hay una gran brecha en la que hay que trabajar entre todos”.

Tras la celebración de este acto institucional, se procedió a la lectura del Manifiesto del Día Mundial de la Salud Mental, que corrió a cargo de Alberto Blanco, de Salud Mental Aranda; Rosi Álvarez, de SM León; Estefanía Arias, de SM Palencia; José Luis Alonso, de SM León; y miembros del Comité Pro Salud Mental en Primera Persona de la Federación Salud Mental Castilla y León.

Tras la lectura de este manifiesto, la marcha continuó hasta la catedral de León, donde se procedió a la puesta en escena de un ‘flash mob’, un baile comunitario siguiendo los pasos marcados por el grupo de Batukada.