Este lunes 12 de abril, Fiesta de Santo Toribio, nuestro Obispo, Jesús Fernández, ha presidido la misa de mediodía en la Catedral haciendo una comparación entre el patrono de la Diócesis de Astorga y la figura del apóstol San Pablo. “En Santo Toribio encontramos un ejemplo de respuesta a esta situación en que los lobos feroces se han metido en la iglesia sin tener la menor piedad del rebaño (en alusión a una de las lecturas). Nuestro patrono brilló con luz propia en la defensa lúcida, enérgica y valiente de la pureza de la Fe frente a su perversión herética. Concretamente, huvo de enfrentarse a una herejía denominada Priscilianismo, que no solo atentaba contra la verdad de Dios, sino que dividía al rebaño y lo dejaba a merced del lobo. Alentado por el Papa León Magno, Santo Toribio defendió y alentó la Fe católica en otras partes de España, convocando y participando activamente en concilios y sínodos locales”, ha destacado en su homilía.

La celebración de la fiesta local en Astorga se ha reducido a la Eucaristía en la Catedral, debido a la situación sanitaria que padecemos.