Filomena sigue causando estragos. Esta vez en el mundo del fútbol. El Municipal Nueva Balastera (Estadio del Cristo Atlético) se ha despertado cubierto de nieve esta mañana. Tras evaluar la situación, los operarios y responsables del club han señalado la imposibilidad de que el campo estuviera listo para la hora del encuentro por lo que el partido, que se iba a disputar hoy a las 17:00, ha tenido que ser suspendido.
Así pues, el Astorga ve su partido aplazado y tendrá que esperar para luchar por los primeros puestos de la tabla contra un rival directo como es el Cristo Atlético.
El propio club palentino ha compartido un video de la situación del campo esta misma mañana: