La corporación astorgana se ha reunido en un pleno extraordinario este mediodía, a petición del PP, para poner sobre la mesa la “situación ilegal” de la ORA que se viene prestando sin cobertura desde que el contrato y las prórrogas expirarán en septiembre de 2013. Los puntos del orden del día pasaban por la suspensión del servicio, al carecer de contrato, y tras un debate y muchos reproches todos los grupos políticos se han abstenido. Unanimidad en las votaciones, aunque resulte paradójico. El PP ha argumentado su abstención a la espera de nuevos informes de los servicios jurídicos municipales, IU, que durante todo el pleno ha dicho que su voto iba a ser negativo para “defender el trabajo de los empleados de la ORA”, también se ha abstenido a última hora y el PSOE ha tomado también esa postura con el compromiso de arreglar la situación “cuanto antes y siendo uno de los temas más urgentes del Ayuntamiento”, como ha dicho el alcalde, Juan José Alonso Perandones que ha reconocido “estar entre la espada y la pared con este tema”.

Desde el PP han argumentado que el servicio es ilegal y lo han refrendado con informes técnicos. También el secretario ha reconocido que el servicio carece de cobertura legal ahora mismo. Los populares también han preguntado qué pasa con las multas, los cobros o las tarjetas de residentes y han dejado la decisión en manos del alcalde.

Por su parte, desde IU, Chema Jáñez, ha recordado que “a la política se viene a resolver problemas” y ha puesto de manifiesto que “es una irresponsabilidad suspender el servicio”. Ante este extremo, desde el PP le han recordado que “irresponsabilidad la suya que tuvo tres años para arreglar esta cuestión y no llegar a este punto”.

Finalmente, todos se han abstenido, de modo que la situación sigue igual y el servicio se va a seguir prestando. El compromiso es llevarlo a un próximo pleno.