La carrera solidaria que recorre en cinco días 482 kilómetros por tres Caminos de Santiago dentro de los límites de la provincia con el reto de acercarse a los 50.000 euros recaudados para la AECC ha hecho parada esta mañana en Astorga.

Casi 60 corredores, entre ellos Sole Yebra y su hija Lidia y Manolo García -de Astorga-, han tomado parte en esta iniciativa que está a punto de superar los 300.000 euros euros de recaudación en su década de vida