El ayuntamiento de Astorga ha adjudicado al empresario astorgano Diego García Varela la instalación de 16 luminarias en los ocho pasos de cebra de la Avenida de Ponferrada y Avenida de las Murallas con el objetivo de hacer más visibles a los peatones y evitar atropellos. El importe de adjudicación es de 34.036,09 euros IVA incluido, con un ahorro de casi 3.000 euros sobre la licitación (36.996,09 euros) y el plazo de ejecución previsto es de 3 meses. Al concurso se presentaron un total de 4 empresas.

El proyecto de Iván Bayón Canseco contempla las instalación de dos luminarias de 5 metros de altura en cada paso de peatones, una en cada lado y en el sentido de circulación de los vehículos, según ha explicado el alcalde, Juan José Alonsos Perandones. Irán enganchadas al alumbrado público y las propias luminarias llevarán sensores para detectar el movimiento en un radio de 2 metros y así intensificar la luz sobre la zona para avisar a los conductores. La potencia de luz deberá corregirse o ser igual a 0,90 y se colocarán cables multipolares o bipolares, con conductores de cobre, tubos protectores en el cruce de calles y sección de cable de 6mm.