A pesar de la amenaza de lluvia, las personas que asisten al Centro de Dia de Astorga, se disfrazaron y en el patio del centro disfrutaron de un buen rato de música y baile para celebrar el martes de carnaval. Los disfraces fueron realizados por los mismos con ayuda de los trabajadores, basados en motivos del cielo, el sol, la luna, las estrellas, la lluvia… y asistió ron una pequeña representación de voluntarios que los acompañan en las salidas que realizan. Por la tarde se degustaron las típicas orejas de carnaval con un chocolate calentito.

Esperamos que para el próximo año, se pueda celebrar ya con total normalidad.