La Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer de Astorga ha puesto en marcha una sala multisensorial en el centro de día, gracias a la subvención de 37.090 euros que consiguieron con un proyecto del BBVA. ‘El mundo a través de los sentidos’, como se ha bautizado a la sala, es una iniciativa que consiste en la creación de un espacio multisensorial que permite a la asociación astorgana dar respuesta a las necesidades de personas enfermas de Alzheimer y mejora la atención terapéutica incorporando terapias innovadoras y de calidad.

Aquí se realizan sesiones de manera individual o en grupos muy reducidos para ayudar a los pacientes a estimular y relajar la mente, así como mejorar algunos rasgos de psicomotricidad a través de elementos visuales, auditivos, táctiles, olfativos y gustativos. Además, una vez que la situación sanitaria mejore, la idea de los responsables de AFA Astorga es también ayudar a personas con otras demencias que no sean usuarias habituales de la Asociación.

En la sala se recrea el mar, el sonido de las olas, los olores y el tacto a través de diferentes texturas. Se trabaja la psicomotricidad y se intenta llegar a los recuerdos de los usuarios que, no siempre son capaces de expresarlos con palabras, pero sí con una lágrima o una sonrisa. “Es bueno porque a través de estas terapias se expresan e incluso cantan, personas que de otra forma ya han perdido casi el habla por el deterioro cognitivo”, explica la terapeuta Nuria Prieto.

“Con poquito tiempo intentamos sacar el máximo rendimiento posible”, explica esta profesional que destaca que, poco a poco, quieren seguir ampliando esta sala donde se preparan las sesiones adecuadas a cada grupo de usuarios. A modo de ejemplo se puede viajar hasta el mar sin salir de Astorga, recordar la tabla del 3 o volver a bailar María de la O. En definitiva ‘El mundo a través de los sentidos’.