La Asociación Alta Valduerna ha emitido un comunicado donde informa que ha gestionado más de 3.000 alegaciones contra los macro parques fotovoltaicos. En algunos casos, indican fuentes de la entidad, es llamativo porque el número de alegaciones presentadas triplica el de vecinos, como el caso de Priaranza de la Valduerna donde se han tramitado 400 alegaciones.

Explican que esto se debe también a la diáspora de “los hijos de estos pueblos” que desde la lejanía siguen lo que pasa. Hablan, por eso, de alegaciones presentadas desde Valduerna, Maragateria o Cepeda, pero también desde Bilbao, Vitoria u Oviedo.

“Además en la mayoría de los casos las alegaciones hechas por los vecinos eran contra todos los parques fotovoltaicos”, señalan en el comunicado, donde explican que “no cabe mayor gesto de solidaridad”.

La asociación agradece el apoyo del ayuntamiento de Luyego y pide al ayuntamiento y la junta vecinal de Castrillo de la Valduerna que “rectifiquen”. Del mismo modo se refieren al ayuntamiento y junta vecinal de Destriana, subrayando que “no pueden seguir insensibles a las más de 600 alegaciones presentadas”.

En el escrito también informan a aquellos vecinos que han firmado los contratos con las compañías promotoras y que quieren dar marcha atrás que “una asesoría está estudiando la posibilidad”.