Alta Valduerna explica a través de un comunicado que el 25 de julio de 2019 (llama la atención que fuera el día de la festividad de Santiago Apóstol) se firmó, en Ponferrada y no en Castrillo de la Valduerna, el acuerdo de uso de superficie (se adjunta) entre Erbienergia Inversiones S. L. y el Presidente de la Junta Vecinal de Castrillo de la Vaduerna y también alcalde, Francisco Jesús López Iglesias.

El contrato, que hemos sometido al estudio de juristas y entendidos, es una rendición en toda regla, por la cual el ínclito Presidente cede todos los terrenos, de los que es propietaria la Junta Vecinal, para el uso y disfrute de la citada empresa en condiciones de clara ventaja. Dicha empresa está interesada en la construcción de varias plantas fotovoltaicas.

Entre otras perlas del contrato, destacamos:
Que la Junta Vecinal autoriza a las servidumbres de paso a la empresa sin ninguna limitación, para realizar trabajos de medición de la radiación (punto 3).
Que la Junta Vecinal autoriza posibles ampliaciones y modificaciones, así como otros posibles proyectos (punto 4).
Que el pago del precio acordado se efectuará a partir de la ocupación de los terrenos, y no antes (punto 6).
Que hipoteca los terrenos por 30 años. Pero si la Compañía dejara la presente relación contractual antes de la terminación del plazo de la vigencia, no estará obligada a pagar el precio que resta (punto 7).
Que la Junta Vecinal autoriza a la compañía a trasferir parte o todos sus derechos a terceras personas (punto 8).
Que la Junta Vecinal ejerce de mamporrera, al apoyar con sus mejores recursos las oportunas autorizaciones (punto 11)
El sainete se completa con la publicación en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) de fecha 22.11.2021 del Pliego de condiciones (se adjunta) que ha de regir la adjudicación del contrato de arrendamiento de fincas rústicas patrimoniales de la Entidad Local menor de Castrillo de la Valduerna, mediante concurso, para la instalación de una o varias plantas de generación de energía eléctrica de origen fotovoltaico en el término municipal de Castrillo de la Valduerna.

El concurso es un traje a la medida para que lo gane la empresa firmante del contrato antes mencionado, violando, a nuestro entender, la libre concurrencia y la igualdad de condiciones de los interesados.

Prueba de ello es que el concurso parte de un precio base de 800 euros/hectárea/año, el mismo precio que figura en el contrato (punto 5). De igual manera, se expresa que el pago se efectuará a partir del momento que el adjudicatario tome posesión de los terrenos (punto 6). El concurso prima con 2 puntos el tener presentados proyectos en la zona, 2 puntos por tenerlos en admisión a trámite y 2 puntos más por tener acceso y conexión concedida, beneficiando, de forma descarada, a la empresa firmante del acuerdo de uso de superficie.

Este concurso nos resulta escandaloso y coloca al Presidente de la Junta Vecinal de Castrillo de la Valduerna, residente habitual en León, como el más tonto, por mal negociador, de todas las Juntas Vecinales de la provincia. Entre otras cosas porque esa misma empresa, unos kilómetros más allá, ofrece 1000 euros/hectárea/año.

Alta Valduerna exige al PSOE de León, si es consecuente con lo que ha defendido en las Cortes de Castilla y León, el cese fulminante de este Presidente.

Alta Valduerna pondrá en marcha las medidas judiciales que nos aconsejen nuestros asesores para detener esta sinrazón de los macroproyectos de fotovoltaicas, que no dejan puestos de trabajo, no fomentan la actividad en nuestros pueblos y los condena a un abandono definitivo. Porque nuestros pueblos, nuestros medios de vida y nuestro espacio natural no tienen precio.