El presbiterio diocesano ya cuenta con un miembro más. El joven Álvaro Lobato, natural de Robledo de la Valduerna, acaba de ser ordenado sacerdote este domingo de manos del Obispo de Astorga, Jesús Fernández. “Afianza en tu mente la convicción de que Jesucristo es la perla por la que merece la pena darlo todo, la luz que ilumina los pasos de tu vida y la de los hermanos para que no se pierdan en el vacío. El ministerio presbiteral es un ministerio para dar vida”, le ha dicho el prelado durante la homilía.

La celebración, que comenzaba a las 6 en la Catedral, ha congregado a familiares, amigos, compañeros y numerosos diocesanos que no han querido perderse el acto que también ha sido retransmitido en directo por el canal de YouTube del Seminario.

Enhorabuena!!!