La Asociación de Prevención cardiaca de Astorga ha reunido este jueves a la prensa para anunciar sus propósitos de cara al próximo año. La asociación nació en 1995 y la celebración de su 25º aniversario quedó truncada por la pandemia, así que, la nueva directiva ha comunicado su intención de realizar las actividades previstas en 2023. El secretario de Apreca, José García, ha avanzado un concierto de la Banda Municipal y la Coral Excelsior en el que interpretarán un nuevo himno de la asociación cuya autoría es de uno de los socios, Manuel Alonso Perandones. También se hicieron en su día varios nombramientos como socios de honor a diversas autoridades.

La asociación cuenta, en la actualidad, con 200 socios y la nueva junta directiva está formada por Baltasar Carro (vicepresidente), José García (secretario), Maria Luisa Prieto (vicesecretaria), Ángel Fraile (tesorero), Antonio Rebaque (vicetesorero), Teresa Castrillo y Benedicto Nieto (los dos últimos, vocales). Sigue como presidente Mariano García, quien ha señalado que está muy satisfecho con el trabajo de este nuevo equipo.

Apreca tendrá su comida de Navidad este sábado 17 de diciembre con la asistencia de 82 personas y, de cara al próximo año, recuperarán las Jornadas del Corazón que volverán a contar con reconocidos cardiólogos durante la primera semana del mes de octubre. Además, seguirán con las charlas del Doctor García Porrero el último martes de cada mes, actividad que acaban de recuperar recientemente.

Astorga sigue siendo una ciudad cardioprotegida con desfibriladores en el campo de fútbol, piscina municipal, cuartel militar, dos en el centro de salud, otros dos en Cosamai, Cruz Roja, Helipuerto y polideportivo municipal, con personal formado para su correcto uso y perfectamente localizados en la APP Ariadna. La asignatura pendiente siguen siendo los centros educativos que no disponen de este fundamental dispositivo para salvar vidas.