Hace dos años y medio, la hermana del pequeño junto con su pareja denunciaron vía Twitter lo que había sucedido durante todo el curso en el Colegio con el niño, bajo la campaña #adamquiereestudiar. Después de que la publicación se hiciera viral siendo trending topic en España, miembros del centro educativo denunciaron por lo penal a la familia. Hoy el Juzgado nº2 de La Bañeza ha decidido archivar el caso.

Desde la Asociación Somos Diversos, “lamentamos tremendamente que familias de niños con diversidad funcional, que solo quieren que se cumplan los derechos de sus hijos, tengan que pasar por estas situaciones. Durante estos años les han privado del derecho de libertad de expresión, valiéndose de una autoridad otorgada a los docentes que la mayor parte de las veces no saben gestionar”.

“Nos apena que la falta de diligencia de los servicios de inspección educativa de león ante prácticas educativas con menores con discapacidad, y que en vez de velar por los derechos y el bienestar de menores con discapacidad “amparen de alguna manera” que se imputen ilícitos penales a hermanos de niños con discapacidad por revelarse ante la injusticia de que su hermano no pueda ir al colegio en igualdad de oportunidades. Con este sobreseimiento esperamos que las familias no teman hacer público las injusticias de que día tras dia sufren sus hijos. Seguiremos luchando para que nada de esto vuelva a ocurrir”, señalas desde la asociación.