El Aula Magna del Seminario de Astorga está repleta de diocesanos que han acudido para participar en la 64 edición del Cursillo de Liturgia.

Durante la presentación, el delegado de Liturgia, José Luis Castro, ha abordado de la realidad de la diócesis de Astorga, que se encuentra en un proceso de transformación y reorganización, con una nueva estructura de Unidades Pastorales. Además, ha destacado que este cursillo busca que las celebraciones donde el sacerdote no llega sean más provechosas y ha asegurado que hay que analizar las fortalezas, como la participación de los laicos, pero también los peligros que pueden ir por el camino de la desatención o las confusiones. En definitiva, este cursillo “configura una base teórica para ahondar en los aspectos teológicos, pero también tiene un marcado matiz práctico.

El primer ponente es el sacerdote diocesano y teólogo, D. Adolfo Rodríguez Iglesias, quien ha ofreciendo una reflexión sobre la Carta Apostólica del Papa Francisco Desiderio Desideravi sobre la formación litúrgica del pueblo de Dios, publicada en junio de este mismo año.