Bajo el título de ‘Discursos creativos’, el Palacio de los Pernía de Otero de Escarpizo (municipio de Villaobispo de Otero) acoge durante dos meses una nueva muestra organizada por el Departamento de Arte y Exposiciones del Instituto Leonés de Cultura de la Diputación Provincial. Se trata de unaexhibición colectiva con una gran diversidad y perspectivas de enfoques, y que reúne las obras de quince artistas leoneses de diferentesgeneraciones.   

De este modo, la muestra incorpora el trabajo de artistas de ámbito y proyección internacional como Eduardo Arroyo, con una magnífica obra gráfica inscrita dentro del espacio de la figuración narrativa; mientras que el ámbito del expresionismo figurativo de gran intensidad cromática está representado por la pintura y la escultura de José Guillou. La vuelta al orden, dentro de la pintura, se aprecia en dos pequeñas obras de lápices de colores del intelectual y creador Luis Sáenz de la Calzada, “una figura esencial para aproximarse a la cultura leonesa”, como recordó Luis García Martínez, director de Arte y Exposiciones del ILC, al inaugurar la muestra junto a la alcaldesa de Villaobispo de Otero, Maite García López.

Por su parte, Miguel Ángel González Febrero está presente con una extraordinaria pintura de gran formato, cedida por sus herederos para la ocasión, que se podría encuadrar dentro de las experimentaciones plásticas próximas al informalismo que trabajó el artista y que Rosa María Olmos analiza en su tesis doctoral sobre el estudio del informalismo en León. José Granizo se hace presente con una fotografía analógica en blanco y negro de gran intensidad plástica y perfecta composición; y el campo de la obra gráfica cuenta con la figura del catedrático Pepe Fuentes, un destacado investigador que revolucionó la técnica de la estampación con diversos sistemas innovadores y su docencia en la Universidad de Salamanca. En este caso presenta una pieza experimental de gran intensidad plástica donde la propia materia del papel y los gofrados se convierten en protagonistas.

A su vez, José Antonio Santocildes aporta, en el territorio de la escultura, un homenaje directo a la trashumancia por medio de construcciones de madera intensamente esquematizadas que representan un rebaño de ovejas con su carea y su pastor. Ana Campos presenta un conjunto de pequeñas obras de estampación de elementos naturales de gran sutileza y delicadeza, y Gabriel de Paz Urueña plantea una reflexión geométrica en relación al tema del cubo abierto a partir de la utilización de la madera como materia básica. Por su parte, el destacado fotoperiodista Jesús F. Salvadores aproxima al espectador a su territorio documental con una cuidada y sensible estética; y Sebastián Román muestra dos pequeñas fotografías de sus construcciones de maquetas de grandes urbes con rascacielos a partir de la idea de reciclaje de materiales informáticos. El lanzador, de Cosme Paredes, es una obra de grandes dimensiones, en la vertiente de la geometrización del volumen construido a partir de planos soldados entre si procedente de la influencia de Julio González; y David Santaolalla (Cebolledo) aporta a la muestra una fotografía en la cual construye, en una composición esquematizada y mínima, la silueta de la cabeza de un caballo con cucharas y tenedores, obra próxima al ámbito de la poesía visual. Mientras tanto, Beatriz Casares utiliza la fotografía como espacio expresivo y crítico en relación a la libertad mientras que Alice Wyan presenta una obra pictórica en el espacio de la abstracción expresionista de gran intensidad cromática y fuerza.

‘Discursos creativos’ podrá visitarse hasta el mes de diciembre (este incluido). de miércoles a domingo, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas. El remozado Palacio de los Pernía de Otero de Escarpizo, además de centro cultural, acoge una colección etnográfica que muestra cómo era la vida cotidiana de la Cepeda Baja durante los últimos siglos.