La iniciativa ha contado con la visita de la Secretaria de Igualdad por el PSOE en el Congreso de los Diputados, Andrea Fernández, junto al alcalde la localidad, Juan José Alonso Perandones. Desde que el proyecto JULIA arrancara en 2018 han sido cerca de 250 las mujeres que se han formado a través de 38 talleres a lo largo de todo el territorio regional. Un grupo de ellas se reúne hoy en la localidad leonesa.

La iniciativa cuenta con la financiación de la Dirección General de la Mujer de la Junta de Castilla y León, a través de su línea programática de promoción de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, y de prevención de la violencia de género.

Una treintena de mujeres rurales con problemas de salud mental se han dado cita hoy, 28 de octubre, en la localidad de Astorga en el encuentro regional ‘Julia sigue Tejiendo’, organizado por la Federación Salud Mental Castilla y León. La cita se enmarca dentro del proyecto JULIA: Mujeres Rurales y Salud Mental’ de la entidad. El encuentro ha contado con la visita de la Secretaria de Igualdad por el PSOE y diputada por León en el Congreso, Andrea Fernández, y la bienvenida del alcalde de la localidad, Juan José Alonso Perandones junto a la concejala de Igualdad, María Rosario Roig.

“Se trata del cuarto encuentro regional de mujeres que realizamos, dentro del marco del Proyecto ‘JULIA: Mujeres Rurales y Salud Mental, en el que nos reunimos participantes de los talleres formativos y compartimos nuestras experiencias y aportamos nuevas ideas para seguir potenciando las redes de mujeres que se crean”, afirma Patricia Quintanilla, responsable del Área de Mujer e Igualdad de la Federación.

“Ser mujer, vivir en el entorno rural y tener un diagnóstico en salud mental es tener todos los boletos para sufrir algún tipo de desigualdad; para sufrir algún tipo de discriminación: más bien para hacer un triplete en la condición de vulnerabilidad. Esta es la realidad que analizamos a través del ‘Estudio de Necesidades Mujer y Salud Mental’, realizado en 2017 dentro del movimiento asociativo, y el punto de partida de este proyecto JULIA, comenta Quintanilla.

Este trabajo de análisis evidenció la necesidad de fortalecer los recursos de protección frente a la exclusión social y de prevención contra la violencia contra las mujeres, impulsando para ello la creación de redes de apoyo.

Uno de los principales objetivos que se persigue con esta iniciativa es ” animar a todas las JULIAs y mujeres a “salir de la invisibilidad” y dejar de ser la loca del pueblo”; aunque sabemos que esto requiere de mucha fuerza, de mucha voluntad y de una fe casi ciega en una misma. Y eso es lo que pedimos a todas: dejar de estar en la sombra para hacernos más visibles de la mano de esa fuerza interior que da el sentirse parte de un todo; parte de una red”, anima la responsable del área de Mujer e Igualdad de la Federación.

Este encuentro, que se celebra hoy en Astorga, viene a dar continuidad a los talleres que se han realizado dentro del proyecto, desde que arrancara en el año 2018. “Hemos alcanzado las 250 mujeres que han participado en estos talleres formativos que han recorrido todo el territorio regional, y seguimos apostando por dar oportunidades a todas las mujeres independientemente de sus circunstancias porque eso vivir en igualdad’, explica Quintanilla.

Proyecto JULIA: Mujeres Rurales y Salud Mental’
Desde que en 2018 arrancara esta propuesta, con cuatro ediciones desarrolladas y 38 talleres, ya han sido cerca de 250 mujeres las que han ido tejiendo redes de sororidad. unión, escucha, apoyo, y creando espacios en los que sentirse seguras, comprendidas y únicas. Una red cuyo objetivo es reducir el aislamiento, la soledad y el estigma de las mueres con problemas de salud mental del medio rural.