La sala de exposiciones de la Biblioteca Municipal de Astorga se viste de largo e inicia esta nueva etapa con una exposición única. Desde este miércoles 4 de mayo, una muestra retrospectiva de los artistas Benito Escarpizo, Sendo García Ramos y Toño García. Un recorrido por más de 50 años de arte que se mostrará en tres fases que se articulan en torno a las distintas etapas de los artistas. La primera podrá visitarse hasta el 1 de julio; del 15 de julio al 28 de agosto, se exhibirá una segunda fase, y del 3 de septiembre al 1 de noviembre, la tercera.

Esta muestra está organizada por la Diputación de León, a través del Instituto Leonés de Cultura (ILC), y el Ayuntamiento de Astorga y, comisariada por el director del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García. Puede visitarse de miércoles a viernes de 19:30 a 21:00 horas y sábados, domingos y festivos, de 12:30 a 14:00 horas.

Estos tres creadores plásticos han sido y son estructurales para entender el entramado y el tejido cultural vinculado al territorio de la plástica en la provincia y muy especialmente en Astorga. Tres figuras claves que facilitan la creación de un sustrato germinador y fértil de una cultura dinámica que surge a partir de los inicios de la década de los setenta y se mantiene hasta la actualidad. Por lo tanto, con esta propuesta que se formaliza en tres fases, se plantea una aproximación, análisis y estudio sistemático al trabajo evolutivo de cada uno de los autores desde sus inicios hasta la actualidad.

Benito G. Álvarez Escarpizo estudió en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando de Madrid. Cuenta con una amplia formación académica e intensa labor docente. Hombre polifacético con incursiones en el grabado, vidriera y escultura, pero con una amplísima trayectoria pictórica. Sus primeros pasos se dan en el paisaje clásico con cierta densidad matérica y esquematismo, pasando a una figuración en la que se hace presente con intensidad el sentido constructivo de reminiscencias cubistas, pero dando mucho protagonismo a la imagen verosímil de las figuras. Se centra su temática fundamentalmente en el hombre, el paisaje, en posteriores fases surge la ruptura de tiempo e interrelación espacial, incorporando elementos contemporáneos con otros componentes de procedencia tradicional con una formulación mucho más realista y descriptiva. Inconfundible es el trazo de Escarpizo con esas formas rotas pero bien definidas.

‘Sendo’, estudió en la Escuela de Arquitectos Técnicos de Madrid y en la Escuela Superior de Bellas Artes de Bilbao. Aunque su obra estructural se sitúa en el ámbito de la pintura, ha realizado incursiones de interés en el mundo de la obra gráfica y la escultura. Su pintura parte de un enfoque clásico de la figura, el paisaje y otros elementos cotidianos con un tratamiento que roza la formalización hiperrealista, aunque incorpora collage y texturas. La plasmación de la realidad en algunas ocasiones tiene una influencia y origen de tipo fotográfico, así se hacen presentes artistas como Agustín Centelles o el descubridor de la descomposición del movimiento humano Eadweard Muybridge. Este último influenció de forma clara y evidente la obra de Sendo al incorporar en diferentes series la energía, potencialidad e intensidad del movimiento, hasta tal punto que algún crítico comentó su posible vinculación con el movimiento futurista italiano. Sendo bucea en el movimiento y en las figuras desgarradas, se acerca a la fotografía y deja su huella y esa pasión con el pincel en todo lo que hace.

Antonio García García, ‘Toño’, es autodidacta, pero su aprendizaje y formación proviene en primer lugar de una innata valía para la creación y, en segundo lugar, de la conexión con un ambiente artístico muy activo que existía en la provincia leonesa y al que supo incorporarse desde muy joven. Perteneció a diferentes grupos y colectivos muy dinámicos y emprendedores, así como al sindicato de artistas plásticos ASAP, siendo un pilar básico de sus reivindicaciones. Su obra también se sitúa en el ámbito del paisaje y de la figuración, en sus inicios con un cierto revisionismo realista, pasando posteriormente a una forma de impresionismo que desembocaría en una atractiva figuración de impactante colorido y deconstrucción en las formas, produciendo un efecto vibratorio y de movimiento muy interesante. Posteriormente surge una influencia del pop y geométrica en su obra, pasando a un informalismo matérico de gran fuerza, expresión e intensidad, para desembocar en una vuelta a la figuración realista con un sentido muy descriptivo, concreto y formulación casi fotográfica. Toño tiene un estilo que ha ido evolucionando, una técnica depurada y un trazo audaz y significativo.

En la inauguración han estado presentes el director del Departamento de Arte y Exposiciones del ILC, Luis García; el alcalde de Astorga, Juan José Alonso Perandones; la concejala de Cultura, María Ángeles Rubio, y los artistas Benito Escarpizo y Antonio García, ‘Toño’.