El Ayuntamiento de Astorga ya tiene todo listo para disfrutar de una nueva edición de la Zuiza que, como manda la costumbre, toca que se celebre en Clavijo. Tendrá lugar este fin de semana y este año el epicentro será La Rioja, ya que hace dos años -justo antes de la pandemia- Astorga fue la anfitriona. Según ha confirmado el alcalde, Juan José Alonso Perandones, dos autobuses partirán el sábado de Astorga rumbo a Clavijo, además se desplazará otro autobús con militares del Ralca 63 que rendirán honores a la bandera. Irán los zuizones, las autoridades, representantes de la Cámara, el pendón de Astorga y se llevará hasta La Rioja todos esos productos que son santo y seña de la ciudad: cecina, chocolate, hojaldres o mantecadas.

El regidor ha destacado que con estos actos se estrecha el hermanamiento entre ambas localidades y el impulso al tejido comercial. Además, ha recalcado que se puede volver a celebrar esta procesión con toda normalidad y con la solemnidad habitual. La procesión tendrá lugar el domingo y, previamente, habrá una recepción de autoridades en el consistorio anfitrión.