Todo está preparado para que Astorga vuelva a retroceder en el tiempo y a celebrar por todo lo alto, tras dos años de casi parón a causa de la pandemia, sus fiestas de Astures y Romanos del 28 al 31 de julio con plena normalidad. Este jueves en el salón de plenos, el presidente de la Asociación, Sergio Castrillo, y el concejal de Fiestas, Rubén Martínez, presentaban el amplio programa de actividades que se ha preparado, con mucho esfuerzo, para este año en el que será la última fiesta organizada por la actual gestora que en el mes de septiembre dejará el colectivo en manos de una nueva directiva.

El extensísimo programa de actividades arrancará ya el próximo sábado 23 de julio con la VIII Munera Gladiatora organizada por la Legio VI Victrix en la plaza Obispo Alcolea a las 20 horas. Ese mismo día, a las 22 horas en la Plaza Mayor, se programa una nueva actividad: un festival musical que bajo el nombre de “Festilenus” nace con la vocación de continuar en años próximos para ir calentando motores con la música como protagonista. En esta ocasión el folk ancestral de Iberia llegará de la mano de “El último sol” y “Cuélebre” en una cita que el sábado 30 continuará en el escenario del campamento a las 12 de la noche con “Alantre” y “Son de Lugh-Celtícue”.

No faltan este año actividades tradicionales como las jornadas gastronómicas, que se presentarán el jueves 28 de julio a las 13 horas en La Ergástula, este año organizas por primera vez por “Prandium” en lugar de El Borrallo. Ese mismo día habrá dos conferencias antes de la inauguración, a las 19:30 horas, del poblado Astur y el Campamento Romano que este año crece en espacio y mejora en servicios y que contará con más de 45 grupos que mantendrán sus domus y pallozas abiertas durante todos los días de la fiesta para el disfrute de astorganos y visitantes.

A lo largo de los cuatro días de celebraciones, no faltarán conferencias, exposiciones y actividades para los más pequeños y el mercado Astur-Romano volverá a instalarse en la Plaza Santocildes. El viernes será el tradicional desfile de las tribus astures, legiones y cívitas romanas desde la zona del Palacio hasta la Plaza Mayor y tampoco faltarán a su cita los Guerreros de Finn que celebran este año XVII ediciones de su Noche de Druidas.

La parte ‘deportiva’ la ponen este año una demostración de tiro con arco (el domingo) y otra de Haspartum, antigua práctica deportiva de los legionarios romanos en la mañana del sábado, una iniciativa que se espera tenga interés por parte del público con la idea de poder crear un equipo de competición para batirse con Lugo. El César pasará el sábado revista a sus tropas, como es tradicional, y por la tarde la plaza de toros volverá a convertirse en un gran circo romano en el que se enfrentarán los dos bandos desde las 19 horas (entradas a partir de las 16:30).

Un boda astur-romana o la recreación de una venta de esclavos completan un programa que el domingo contará con el tradicional agradecimiento del Ayuntamiento y la Asociación de las delegaciones llegadas hasta Asturica Augusta y el Nombramiento de Socio de Honor, un reconocimiento que este año recae en los grupos “Celtícue”, “Orpheus” y “Sartaina” que representan la música de la fiesta. El punto y final a cuatro intensos días se pondrá con el desfile en honor a los vencedores del circo y el entierro del héroe astur.

El concejal de Fiestas destacó el gran esfuerzo que ha realizado en estos últimos años la Junta Directiva de la Asociación, un colectivo que cuenta con casi 1.500 socios y que “año tras año se deja la piel para impulsar una fiesta que el Ayuntamiento solo no podría organizar”. Rubén Martínez destacó además la ilusión por el reconocimiento que hace escasos días tuvo Astures y Romanos con su nombramiento como Mejor Fiesta de España 2022 y animó a seguir trabajando para convertir una cita que ya es de Interés Turístico Regional en Nacional porque “Astorga, Astures y Romanos y toda la gente que lo hace posible se lo merece”, afirmó, al tiempo que explicó que se están ultimando las gestiones para la elaboración de un mural dedicado a esta celebración.

Sergio Castrillo cerró el acto dando las gracias al Ayuntamiento y a la actual directiva por “el ingente trabajo realizado estos años” y deseó mucha suerte a los nuevos miembros para que “trabajen con ilusión por mantener siempre viva una gran fiesta”.