Tras más de un año cerrado, el consultorio de Carral, en el municipio de Valderrey, ha reabierto hoy sus puertas. El jueves lo hará el de Barrientos y será así uno de los primeros municipios donde se consigue que la atención sanitaria rural vuelva, al menos, a los niveles de antes de la pandemia. La noticia en esta pequeña localidad leonesa se ha vivido con alegría. Los vecinos coinciden en que es positivo que la médico pase y les consulte en su propio pueblo, sobre todo por la dificultad que ha supuesto para muchas personas mayores tenerse que trasladar a otros pueblos para visitar al médico.

Lo que no comparten con tanta satisfacción es tener que seguir pidiendo cita telefónica que, como dicen, “en muchos casos roba tiempo a los pacientes y a los profesionales”. Eso sí también reconocen que lo importante es tener el servicio en la localidad, así que tener que llamar no deja de ser “un mal menor”.

Cabe recordar que el Ayuntamiento de Valderrey ha sido uno de los más reivindicativos para conseguir la reapertura de los consultorios rurales y que los vecinos de nuestros pueblos tengan una sanidad digna. Durante este año que han estado cerrados, se ha aprovechado para hacer mejoras y adaptar los consultorios a la nueva normativa de la Junta.