Ha comenzado el derribo del edificio colindante a la Casa Panero. En concreto, en la parte posterior de la finca, en Alcalde Pineda, donde, además se acondicionará el entorno, permitirá unir la totalidad de la finca, consolidará la capilla y sacará a la luz un tramo antiguo de muralla, ahora tapado por el edificio.

En los próximos días se comprobará el estado de la muralla posterior y cómo se ha de llevar a cabo la restauración de la misma. Esta obra, que permite unificar la parcela en toda su extensión se ejecuta con subvención de la Diputación Provincial de 46.000 euros.