“Las cosas se pueden hacer de dos formas, bien o mal. Hacerlas mal cuesta el doble, porque tienes que hacerlas dos veces, primero mal y luego otra vez para hacerlo bien”. Así lo manifiestan desde Concejo de la Vega refiriéndose al arreglo por parte de la Diputación de León de la carretera LE-6415 que une San Román de la Vega con Astorga.

“Es una carretera que lleva mal mucho tiempo, pero desde el pasado invierno el pavimento se encuentra en un estado lamentable”, indican, añadiendo que “lo que esperamos es que arreglen el firme de una vez y dejen de poner parches que, como se aprecia en las imágenes, sigue habiendo baches cinco días después del supuesto arreglo”.

CTR de San Román

Otro punto que quieren poner de manifiesto en Concejo de la Vega es que después de tres años que lleva el nuevo Equipo de Gobierno en el Palacio de los Guzmanes la deuda de GERSUL —órgano dependiente de la Diputación de León— con el Ayuntamiento de San Justo de la Vega sigue vigente. “Como ya denunciamos el año pasado, la deuda de GERSUL, bajo la presidencia de Ángel Calvo (PP), con el Ayuntamiento era de 200.000 €. Ahora, con Santiago Dorado (PSOE) como máximo responsable del órgano, la deuda no deja de incrementarse, llegando este año hasta los 350.000 €”, inciden desde Concejo, añadiendo que “al final los damnificados son siempre los mismos, las vecinas y vecinos del municipio”. Las personas que integran Concejo de la Vega esperan que este año se abone dicha deuda y por fin se pueda destinar esa partida presupuestaria a fines medioambientales.