La Bañeza ha hecho entrega este mediodía del Título de Hijo Predilecto a Conrado Blanco, un nombramiento concedido un día después de su fallecimiento, el 16 de enero de 2014, y que ahora coincidiendo con el centenario del que fuera cronista de la ciudad se ha hecho oficial.

Un acto emotivo, bonito y solemne, donde personalidades de la cultura, familiares de Conrado u políticos han tomado la palabra para reconocer la bohonomía, el mecenazgo y el amor siempre desinteresado por La Bañeza, esa vieja villa del Reino de León.

El poeta Antonio Colinas y Luis Carnicero se han referido al apego de Conrado por sus raices, al amor por su tierra, por Charo, por su Bañeza y los valores. Han recordado anécdotas, igual que José Dionisio Colinas, Adolfo Alonso Ares, Marta González, sobrina de Conrado, o José Miguel Palazuelo, alcalde de La Bañeza cuando se concedió a Conrado esta distinción. Todos los intervinientes han coincidido en un aspecto: Conrado era un hombre bueno y amaba La Bañeza.

Han recordado sus obras, sus estudios, la creación de su fundación y los muchos proyectos que apoyó. Además también se ha puesto el acento en los reconocimientos recibidos, en su ilusión y en la eterna sonrisa del mecenas.

El pintor José Luis Álvarez Baena ha inmortalizado a Conrado en un retrato que desde ahora lucirá en el salón de plenos bañezano.

El alcalde, Javier Carrera, ha hecho entrega del diploma y la medalla a Luisa Arias y ha agradecido el compromiso y respaldo de toda la fundación y los presentes. El acto ha contado con la corporación y con representantes de la cultura, las cofradías, la música y asociaciones bañezanas.