ICAL

La Junta de Castilla y León ha acordado este jueves levantar el cierre provincial y mantener el perimetral en la Comunidad a la vista de los datos epidemiológicos del COVID-19. Además, elimina el número máximo de 25 personas en el aforo de los lugares de culto, que se mantiene en un tercio.

El vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha anunciado estas decisiones adoptadas por el presidente Alfonso Fernández Mañueco como autoridad delegada del estado de alarma, en la comparecencia posterior a la reunión del Consejo de Gobierno. De esta forma, la Junta suprime la imposibilidad de viajar entre provincias de Castilla y León, algo que ahora solo se podía hacer por causas justificadas. No obstante, mantiene el cierre del perímetro de la Comunidad. 

También, el vicepresidente de la Junta ha comunicado la decisión de eliminar el “tope” en los lugares de culto fijado en 25 personas, por lo que regirá la norma de no superar el aforo de un tercio, como el establecido para otros espacios cerrados. El acuerdo entrará en vigor a las 00:00 horas del 20 de febrero.