El incendio declarado el pasado martes día 25 de mayo en el interior del campo de maniobras y tiro del Teleno (Luyego, León) se encuentra actualmente controlado y se estima, según fuentes del Gobierno, que ha quemado alrededor de 450 hectáreas, pendiente de evaluación por parte del Ministerio de Defensa. No obstante, desde el Ayuntamiento estiman que las llamas podrían haber arrasado más de 700 hectáreas. La zona afectada por el fuego es principalmente matorral bajo de gran inflamabilidad y de escaso valor ecológico, informa el propio Ministerio.

Desde el consistorio explican que “Finalmente la naturaleza nos ha dado una nueva lección en forma de lluvia y ha contribuido de forma decisiva en la extinción. Se calcula que cerca de 800Ha fueron calcinadas, todas dentro del campo de tiro”.

Además, apuntan que Desde la corporación “agradecemos a todas las personas que han participado de forma directa e indirecta en los trabajos” y desean que se tomen las medidas para evitar que vuelva a darse una situación similar.

En un comunicado se apunta que en todo momento la evolución del incendio se desarrolló en el interior de la zona de tiro sin riesgo de extenderse fuera de la misma, poniendo en valor tanto las medidas preventivas como la rápida y eficaz intervención del personal y medios del propio campo de maniobras, de la Junta y del Estado, con hidroaviones del Grupo 43 del Ejército del Aire, las Brigadas de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) o de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Después de los incendios sufridos en el campo de maniobras y tiro del Teleno tanto en el año 1998 como consecuencia de unos ejercicios militares como en 2005 debido a un conato producido en el exterior de las instalaciones que acabó afectándolas se han tomado medidas preventivas que han ayudado en este caso a limitar los daños ocasionados, añaden desde el Ministerio.

Entre las medidas físicas, cabe destacar la creación de cortafuegos que rodean la zona de caída de proyectiles, en algunos casos con una anchura de 45 metros, de forma que sean la primera línea de defensa ante el avance de cualquier fuego que se produzcan el interior dela zona de tiro.


Estos cortafuegos se ven reforzados anualmente con labores de desbroce de vegetación en las proximidades del mismo y con quemas prescritas para crear fajas libres de vegetación que dificulten la propagación de las llamas.


Además, el Ministerio de Defensa tiene establecido un protocolo para la realización de ejercicios de tiro que prohíbe o limita los mismos si las condiciones meteorológicas así lo indican. De esta forma, se analiza la predicción de riesgo de incendios que pública diariamente la Agencia Estatal de Meteorología en su página web y se autorizan los ejercicios cuando el riesgo es bajo. En caso de riesgo moderado o alto, se establecen restricciones, llegando a suspenderse.

Los ejercicios de tiro están terminantemente prohibidos entre el 1 de junio y el 30 de septiembre, pudiéndose hacer exclusivamente con armas portátiles (pistola y fusil) en campos de tiro específicos que se encuentran rodeados de merlones de tierra de unos cuatro metros de altura. Además, durante cualquier ejercicio de tiro en el campo de maniobras se destaca un retén contra incendios que monitoriza de manera permanente la zona de caída en vigilancia de posibles conatos.

Los ejercicios de tiro de las unidades del Ejército de Tierra en el campo del Teleno son parte esencial de la preparación de las mismas para aumentar la seguridad de los soldados españoles que despliegan en el exterior, junto a países aliados y amigos, en apoyo en materia de seguridad y defensa a terceros países que así se autorice, como es el caso de Malí, Líbano, Iraq o Afganistán, concluye la nota.