La Junta de Castilla y León dio por controlado a las 21.36 horas de ayer el fuego originado de manera intencionada a las 18.10 horas en Castrocontrigo (León) y que quemó un total de 1,2 hectáreas de pino.

En las tareas de extinción participaron cuatro helicópteros, uno de Rabanal, otro de Cueto y dos de Tabuyo, así como tres agentes medioambientales, dos cuadrillas de especialistas en la lucha contra incendios forestales, dos autobombas y dos cuadrillas de tierra.

En La Nora del Río, perteneciente al término municipal de Alija del Infantado, otro incendio, también intencionado, permaneció activo desde las 16.32 hasta las 21.18, cuando se dio por extinguido tras calcinar 2,9 hectáreas de matorral y pastizal. En él intervinieron dos agentes medioambientales, una autobomba y una cuadrilla de tierra.

El domingo se saldó con otros tres incendios forestales, todos ellos intencionados. Así, a las 13.26 horas Valdevimbre registró un primer incendio que se logró extinguir a las 15.42 tras haber arrasado con 1,4 hectáreas de pastizal. A las 15.49 se inició un segundo en Mansilla del Esla que, a pesar de darse por extinguido a las 18.55 horas, quemó 1,5 hectáreas de pasto. Finalmente, los vecinos de Narayola, en Camponaraya, colaboraron con un agente medioambiental y una autobomba en la extinción de un incendio originado a las 18.40 horas que quemó 0,04 hectáreas de pasto.