Hace escasas horas se ha producido un derrumbamiento en el lienzo de la muralla que aboca a la calle de la Buraca. Ahora, según ha explicado el alcalde, se elaborará un informe técnico que evalúe las causas de este derrumbe, así como el previsible costo de su restauración, para sopesar si la misma se lleva a cabo con fondos propios, o bien a cargo de los dos millones de euros, otorgados por el Gobierno de la nación, recientemente.

El regidor ha explicado a Cope que se desconocen las causas y que el informe arrojará luz para saber si es a consecuencia de las humedades del Jardín de la Sinagoga o por cualquier otro motivo. Perandones ha asegurado que ni las personas ni el monumento corren peligro, bien porque es una zona a la que no puede accederse y porque debajo de lo derrumbado se ve “una construcción más antigua y de mayor solidez”. Ahora se valorará si lo que se ha caído es un revestimiento para determinar la época.