Por decisión unánime de los órganos ejecutivos de la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Astorga ha sido presentada la dimisión y renuncia de los cargos de consejeros, correspondientes al Consejo de Administración de la Sociedad “P.I.A.” (Proyección Industrial de Astorga), representada hasta la fecha, por cuatro miembros plenarios de esta Cámara, de los siete en total que componen dicho Consejo.

La decisión motivada, atienda a los siguientes puntos:

• La participación accionarial en la sociedad PIA, por parte de esta Cámara, asciende al 1%, y el 99% restante, al Ayuntamiento de Astorga.

• Históricamente, la gestión de la sociedad siempre ha sido llevada a cabo por la propia Cámara de Comercio, a través de los cuatro consejeros que ejercen en la misma oficialmente y por el resto del equipo de la Cámara, tanto en lo laboral como la parte institucional.

• Además de la falta de venta de parcelas, para generar ingresos y mantener dicha Sociedad, la cual tiene unos gastos mínimos fácilmente sostenibles. La sociedad se ha visto estrangulada financieramente, por no tener solventada la particularidad de que el propio Ayuntamiento de Astorga, se cobra a si misma los recibos de IBI de sus propias parcelas y genera la absurda paradoja de que el Ayuntamiento es deudor y acreedor a partes iguales de sus propios impuestos.

• El término anterior ha sido requerido por parte de esta Cámara para que sea solventado, desde el mismo momento que se tomó posesión en esta sociedad, hace 4 años, y nunca ha sido corregido por parte del socio mayoritario y propietario, el propio Ayuntamiento.

• Ante esta continua falta de liquidez, la propia Cámara de Comercio ha tenido que hacer sucesivos préstamos, y actuar de acreedora de la sociedad PIA, para hacer frente a gastos en los que iba incurriendo desde el primer día, como los de toma de posesión, notaría, registro, etc.

• La buena fe, la conducta intachable, y el espíritu de esta Cámara de Comercio para que esta sociedad industrial de Astorga, pueda prosperar, generar riqueza y empleo, han sido intachables, pero sin la voluntad del socio mayoritario, resulta imposible su continuidad.

• Sucesivamente se ha propuesto en los Consejos de Administración de esta sociedad “PIA”, realizar una ampliación de capital de la misma, ya que por parte de los miembros consejeros de esta Cámara la decisión estaba aceptada y acudiríamos a la ampliación en el mismo porcentaje o incluso mayor si procedía.

• El socio mayoritario ante nuestra propuesta formal de ampliación de capital no ha respondido, entendiéndose el desinterés o el ánimo de disolución definitivo de la sociedad, con las consecuencias que ello va a conllevar, tanto a nivel de gestión del propio polígono como a nivel comercial con la venta de cualquier, parcela, en la que el proceso a partir de ahora será mediante subastas públicas en un trámite que durara meses para cada compraventa que se produzca, lo cual puede resultar totalmente desalentador para los posibles inversores que deseen crear industrias y empleo en Astorga.

• Llegar a estos términos, como empresarios que somos los miembros de esta Cámara en toda la amplitud de la demarcación, Maragatería, Cepeda, Órbigo, Páramo, Cabrera, etc. y con implantación en los diferentes polígonos y suelos industriales donde operan nuestras empresas, además de Astorga, nos entristece ver languidecer comercial e industrialmente a la cabecera de la comarca a favor de localidades mucho menores, pero mucho más proactivas en el desarrollo de suelo industrial y su promoción comercial.

• A pesar de esta situación a la que se ha visto abocada esta sociedad, esta Cámara de Comercio seguirá prestando servicios y la colaboración necesaria al ente municipal, por nuestra lealtad a la ciudad de Astorga, sus empresas y trabajadores, porque creemos en un futuro mejor.