El presidente de la Diputación, Eduardo Morán, ha señalado que la Diputación ha exigido a las empresas constructoras de los parques de bomberos de Cistierna y Celada de la Vega que continúen con los trabajos para finalizarlos “en el menor tiempo posible”. Según explicó el presidente provincial, la institución da un plazo de cinco días a las compañías para retomar las tareas, tras el parón ocasionado por el alza del precio de los materiales.

Al respecto, Morán recordó que las empresas se exponen a penalizaciones en caso de incumplir los contratos y mantuvo la puerta abierta a la posibilidad de revisar los precios estipulados. En cualquier caso, se mostró abierto a “valorar alternativas” para conseguir el objetivo de finalizar las obras “a lo largo de este año”.

Con las obras ya finalizadas en las instalaciones de Villablino y el avance de los trabajos en Valencia de Don Juan, Morán confía en que el servicio provincial de prevención y extinción de incendios (Sepeis) sea una realidad cuanto antes, de la mano de los 40 nuevos efectivos que se incorporarán al servicio.