ICAL

El presidente de la Diputación de León y del Instituto Leonés de Cultura, Eduardo Morán, y el obispo de Astorga, Jesús Fernández, firmaron hoy un convenio de colaboración para la conservación y reparación de templos en la Diócesis en la provincia.

El acuerdo establece que cada institución aporta 250.000 euros para atender las necesidades que se consideren prioritarias en el listado que recogerá actuaciones pendientes y sobre las que se ofrece la posibilidad de participar a ayuntamientos y juntas vecinales con aportaciones que supongan hasta el 20 por ciento del coste de la intervención.

Eduardo Morán recordó que en muchas localidades las iglesias y otros edificios religiosos son “prácticamente el único edificio con valor patrimonial y que también puede tener uso cultural o social, aparte del religioso” e hizo un llamamiento a las administraciones superiores para reclamar un convenio que permita “entre todos mantener y cuidar este patrimonio tan valioso”.

El obispo de Astorga, Jesús Fernández, afirmó que “el templo es el símbolo del pueblo” y recordó que el prioritario uso cultual de estos recintos es compatible con otras actividades que puedan desarrollarse en ellos, de tipo cultural, social o festivo.