La Comandancia de la Guardia Civil de Pamplona ha abierto este domingo la capilla ardiente del guardia civil David Pérez Carracedo, natural de Nogarejas, muerto este viernes en Barbate(Cádiz) al ser arrollada su patrullera por una narcolancha.

El féretro del guardia civil ha sido escoltado hasta Pamplona por compañeros de su unidad, el Grupo de Acción Rápida, y de la Agrupación de Tráfico. Tras el funeral, su cuerpo será trasladado a Nogarejas donde será enterrado.

En el trayecto gran número de miembros del Cuerpo han saludo a la comitiva para darle el último adiós, según recoge en la red social X la Guardia Civil.