La concejalía de Medio Ambiente, que dirige Nuria Bautista, ha tramitado la instalaciones de dos grandes jaulas, de dos metros cúbicos cada una, para llevar a cabo la gestión de plagas de palomas. Ambas jaulas se van a colocar en las inmediaciones del centro de la ciudad, aunque no estarán a la vista. Permanecerán durante un año y las gestionará una empresa autorizada, que además ofrecerá asistencia técnica a los vecinos que puedan tener problemas por la sobrepoblación actual de palomas.

En las jaulas se colocará comida y bebida para estas aves, que serán recogidas dos veces al mes y trasladadas a un zoo de la empresa. No se van a sacrificar. Bautista también ha destacado que esta empresa será la que limpie estas grandes jaulas. “Es importantísimo hacer este control de la plaga”, ha dicho Bautista, quien ha confirmado que el coste anual para el ayuntamiento es de 6.714 euros.