ICAL
Ecologistas en Acción dirigió una misiva a la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Cristina Danés, al consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y al alcalde del Ayuntamiento de Riego de la Vega, David Fuertes, pidiéndoles que actúen coordinadamente para que cese el vertido de aguas contaminadas procedentes de la EDAR de Riego de la Vega a la acequia denominada la Zaya o la Zague, que riega los cultivos de la vega del río Tuerto.

Como denuncia Ecologistas en Acción en un comunicado remitido a Ical, la contaminación de la Zaya por el vertido incontrolado de las aguas residuales procedentes del polígono industrial ‘Vía de la Plata’ “es un hecho que se viene produciendo desde los primeros años de este siglo”. Para evitarlo, se construyó la EDAR de Riego de la Vega, inaugurada en 2015 con capacidad para 18.000 habitantes equivalentes, destinada a depurar las aguas residuales de las industrias del polígono y de las poblaciones de Toralino y Riego de la Vega, con una inversión público-privada de 1,7 millones de euros, “pero no ha servido para solucionar el problema ya que el efluente de la EDAR sigue contaminando la Zaya”, señalan desde la organización ecologista.

Así, y dado que la CHD “es responsable del control de las autorizaciones de vertido que otorga”, Somacyl es responsable “de la adecuada gestión y mantenimiento de la EDAR”, y el Ayuntamiento de Riego de la Vega es responsable del buen funcionamiento de la EDAR, derivado del cumplimiento del condicionado de su licencia ambiental, así como de la ordenanza de vertidos del municipio, Ecologistas en Acción pide a las tres administraciones competentes que “actúen en colaboración para que cumplan y hagan cumplir la legislación que protege el agua y el medio ambiente, cesen los vertidos contaminantes de la EDAR de Riego de la Vega a la Zaya del río Tuerto y solucionen un problema ambiental que dura más de 20 años”.

Por otra parte, al amparo de la Ley que regula los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la Justicia en materia de medio ambiente, Ecologistas en Acción solicitó copias de las autorizaciones y permisos que rigen el funcionamiento de la EDAR: la autorización de vertido, con expresión de su condicionado, otorgada por la CHD; el informe de impacto ambiental emitido por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente; y la licencia ambiental otorgada por el Ayuntamiento, así como la ordenanza de vertidos a colectores del municipio de Riego de la Vega.